Seguimos rescatndo del olvido aquellas portadas de cassettes y discos que marcaron a toda una generación de españoles. Algunos de estos artistas llegaron lekos, otros se quedaron donde estaban pero todos ellos comenzaron con unas portadas que batían records de bizarrez que aún hoy no han logrado ser superados:


Empezamos con Mariano. ¿Era un cantante, era un cómico? Pues no lo sé, pero por la cara de chiste que tiene el pobre y el título del disco yo diría que lo segundo. Eso sí que eran buenos años, en los que para salir en la portada de un disco no había que ser un metrosexual de tercera regional como Bustamante. Mariano con sus pintas de hombre normal y corriente se bastaba para salir así de chulo en su disco.

Y seguimos con Josele, otro hombre del montón, otro macho ibérico de los que triunfaban en los setenta al más puro estilo Landa o Esteso. Bajito, moreno, peludo,... ¿Si eso es lo que siempre les ha gustado a las tías por qué tienen que venir ahora de Inglaterra con modas de altos, rubios y depilados? Además Josele, como buen representante del pueblo, escribía como cualquier hijo de vecino, con las sanas faltas de ortografía.

Lo que siempre ha sido muy típico entre los españoles ha sido el bigote, como el que lucía Tejero cuando dió el golpe de estado. En aquel momento muchos españoles se acojonaron de ver a los guardias civiles pegando tiros en el Congreso en vez de regulando el tráfico, pero después todo se quedó en un susto y los autores de sevillanas cómicas aprovecharon el tirón para vender sevillanas frikis como éstas.

Y no sólo se sacaron sevillanas del asunto, también hubo quien aprovechó para hacer chistes sobre el fracasado golpe de estado. Como el bueno de Manolito, que mira medio acojonado a la silueta de Tejero con una pistola en la mano con forma de polla deshinchada. Tanta virilidad de Guardia Civil para que al final no se les levante...

En aquella época a los grupos infantiles se les ponía nombres estúpidos, nombres de objetos (Parchís, Regaliz,...) Pero de ahí a poner al grupo de tus hijos "Botones"... Es que con ese nombre normal que este par de críos no llegara muy lejos.

Y quien sí llegó lejos fue Maricarmen, la de los muñecos. Aquellos años fueron muy duros y por alguna misteriosa razón a los españoles les hacían gracia los ventrilocuos. Afortunadamente hemos evolucionado, han pasado de moda y José Luis Moreno se dedica a cosas más provechosas y Maricarmen... haga lo que haga seguro que es más provechoso que pasear a Doña Rogelia por los platós de televisión.

Y terminamos con nuestro ídolo, con el playboy español por excelencia, por el galán entre los galanes, don Andrés Pajares. Y es que al hombre le llamaban el malicioso. Y no es de extrañar con esa mirada de lascivia que gasta en la portada de su disco y es que "del coro al caño" sólo puede haber un coño.

Se acabó por hoy pero seguro que hay muchas más portadas esperando que las rescatemos del olvido. Si tienes algún disco o cassette friki en casa escanéalo y mándamelo a

colabora (arroba) putalocura.com

para que pueda comentarlo.