Subscribete ya!
DE PUTAS POR PARAGUAY

Me harté de follar, todo esto me pasó con esas lindas paraguayitas.

Hace unos años realicé una gira por varios paises de Sudamerica sacando mi pito a pasear. Quedé maravillado de Argentina, hice una visita relámpago por Uruguay y me pasó de todo en Chile. Y ya puestos me dije, ¿por que no conocer Paraguay que esta aqui al lado?. En 2008 estuve en ese bonito país catando puta y me encantó.

Dicho y hecho, alli fui una semanita, a ver y contemplar las bondades de ese maravilloso pais. Y una de las cosas que mas me llamó la atencion fueron sus mujeres, hay chicas verdaderamente guapas, y otra cosa que me sorprendioó también fue lo barato que era allí todo.

Asunción, la capital, tiene dos caras, la pobre y la rica. Si te mueves por la zona rica da la sensación de que estés en cualquier ciudad de España. Pero es caminar un poco, y encontrarte por la calle gente tirada en la más absoluta pobreza y desesperación. Bueno, es el sino de esos paises, tan castigados por la corrupción política que no les ha permitido crecer como es debido.

La verdad es que Paraguay es un pais en el que puedes vivir sin que te molesten, todo está al alcance de la mano y de hecho Rodriguez Menendez cuando se fugó de la justicia española se fue allí. Cometió el error de alojarse en un hotel lujoso de la capital (curiosamente en el que me iba a alojar yo, pero que por estar lleno me llevaron a otro) y dar el cante, pero si te pierdes por alguna casa fuera de la capital no te encuentra ni el tato.

Cuentan que la zona de las tres fronteras es un lugar terrible y que allí nadie quiere adentrarse por el peligro que subyace. Yo no fui por esa zona, yo me quedé en la capital y recorrí los lupanares más singulares de la capital.

Es curioso observar como en cada pais el tema putas lo llevan de diferente manera. Aquí son pequeños departamentos de dos habitaciones o tres, donde al entrar hay musica puesta con un radiocassette, te atiende un tio siempre, joven, y te presenta a las chicas que hay, que suelen salir en bolas. Se ponen en fila  india mirándote de perfil, todas alli juntitas, y tienes que elegir con quien quieres entrar. A mi ese método no me satisface demasiado, porque eso de elegir a una y el resto “ahí se queda” es feo. No me gusta despreciar a nadie. Además, ¿por qué a unas si y a otras no? Estoy seguro que muchas pueden rallarse si no se las selecciona en un tiempo.

Hay de todo pero las chicas suelen estar bien. Chicas de entre 18 a 30 años, la mayoria jovencitas y de buen ver. Precios, entre 6 y 15 euros por un polvete de una hora aprox. al cambio. Las habitaciones terribles, una cama que en un caso era una tabla con una colchoneta y una bombilla colgando del techo. Allí nadie se lava, o no vi nada parecido a un baño, entras y ya te la estan comiendo a pelo. No te dicen si te quieres lavar antes. De todas maneras yo siempre antes de salir de putas me ducho y aseo en condiciones, pero no me quiero ni imaginar que se pueden encontrar estas mujeres…

Todo es muy oscuro, el departamento, la habitacion donde se folla. El bloque de apartamentos es bastante feo, son varias puertas y vas llamando (eso lo descubrí después) y en todos hay putas. La curiosidad me pudo y fui llamando a todas las puertas jaja, y en una me salió un travelo que me invitó a pasar, pero decliné amablemente su oferta, el travelismo no es lo mio, habiendo buenos chochos en flor.

Mientras caminaba por ese angosto pasillo con docenas de puertas a los lados, de fondo se oía una destartalada televisión con la primera temporada de la serie Lost en ingles con subtitulos en español a toda pastilla, justo en la escena donde no meten los numeros y todo se va a tomar por culo. El ruido de la explosión era ensordecedor, y aquello me provocaba que no entendiera lo que me quería decir el travelo. No sabia si tenia tias allí dentro o era ella sola. Tras un buen rato intentando entenderle, al final era ella sola, pero habiendo tanto chocho volando ¿para que un travelo? pasando.

Acababa de follar con una por 6 euros, pero ya tenia ganas de más, normal, cuando follas mucho te apetece follar más, y más, y más. Y por ese precio, que cojones… El morbo me podía y quería follarme a todas las tias del edificio. Eso de no saber que había detrás de cada puerta me ponia cachondísimo, no se, era una paranoia mía, pero no saber que detrás de esa puerta qué me encontraría, era algo que me daba mucho morbo. 

Llamé a otro apartamento y me abrió otro tío. Al principio he de reconocer que encontrarme con un tio y no una tia, echaba para atrás, pero luego te acostumbras. Me presentó a una paraguaya que no estaba mal del todo, tenia curvas para dar y tomar, asi que palante. A follar se ha dicho.

El polvo fue una mierda porque la tia no follaba nada bien y se notaba que no le gustaba. Me corrí lo más rapido que pude, ¿para qué prolongar algo que ha perdido todo el interés?. Me dispuse a hablar con ella. Se dejó hacerse algunas fotos y me contó que no llevaba mucho tiempo trabajando de puta, que era del interior del pais y bueno, su historia era más bien triste. ¿Quizás me la contó para que le diera un dinero extra?. No lo sé.

Cuando se fue un momento al baño, aproveché y saqué una foto de la papelera que había en la esquina de la habitación, alli se conoce que la gente dejaba los condones usados. Cogi uno ayudado con un papel y pude observar que estaba lleno de leche aun. Leche fresca y caliente del que se la habia follado hacia unos minutos. Qué maravilla. Hace tiempo conocí a un tio que tenia una casa de putas que me contó que tenían un cliente que le compraba las papeleras llenas de condones, y se las llevaba a su casa. Desconocía que hacía con eso, pero quiero imaginarme que se echaba toda la leche de los condones por el jeto y se hacía sus buenos pajones. Yo no hago esas cosas, no es mi rollo, pero mi curiosidad hizo que hurgara en esa papelera para cuantificar el trabajo de esa señorita. Y si, había miga, había elemento, por allí habían pasado unos cuantos a derramar su leche.

Leche paraguaya. Dentro de poco la leche española acompañaría a ese batido de leches y la unión del pueblo paraguayo con la Madre Patria se haría efectiva. Por España. Y así fue, como Dios manda, le metí un cohete y me corrí en el condon, y a la papelera de la vida fueron a parar mis juguetones espermatozoides, desde arriba les veía jugar con sus hermanos paraguayos.

Las putas son alegria, aunque en esos paises de alegria poca, muchas recurren a la prostitución para salir adelante, ya que es una buena cantidad de dinero en poco tiempo, como una tia que me llevé al hotel y que al terminar me contoó su lastimosa vida en quince minutos. Uf, me dio bastante penita, una historia desgarradora, perdió al hijo, su marido le pegaba, se escapó de casa, trabajaba por poquísimo dinero en una fabrica las mil horas. Vamos, se me cayó el alma al suelo y logró conmoverme, y la dí una generosa propina, ¿que más podria hacer?. Ahora me pregunto si todo eso era verdad o producto de su imaginación para subsistir. Dar pena a los extranjeros que tienen dinero y así conseguir más plata. Nunca lo sabré.

Asunción, con un buen guia, puede molar. Unos cuantos amigos que me hice allí me llevaron a los sitios mas selectos del puterio fino, es decir, algo mas caro que 6 euros. Se ve que alli hay muchos salones de belleza que lo que en realidad esconden son otras habitaciones interiores donde chicas realmente guapas de 18 a 20 años se lo hacen contigo. Eso si, son caritas, me refiero a que el polvete cuesta sobre los 100 o 150 euros, que allí es una locura de pasta que muy pocos se pueden permitir, pero están buenas a rabiar.

Para ir a esos sitios has de ir con gente local, y que te digan donde están porque si vas tu sólo negarán que existen esos servicios, pero sinceramente merece la pena porque las chicas suelen ser modelos que quieren sacarse un extra.

En la semana que estuve en la capital, el viajecito dió para mucho porque no hice otra cosa que follar y follar como un señor. Había días que me iba con putillas de 6 euros, y otros con las de 100. 

Unas cuantas manzanas más adelante de mi hotel, dando un paseo buscando restaurantes, me topé con una calle donde de vez en cuando se apostaban tias que se te quedaban mirando. Salían de noche como los gatos y parece ser que eran putillas buscando clientes. Más tarde me enteré que por 60 euros podías llevártelas al hotel a “haser maldades”.

No me llevé a ninguna porque mis amigos me recomendaron de tener mucho cuidado de subir tias que luego te podrían drogar y robarte todo. Yo siempre iba con mi chandal a los departamentos, sin dar mucho la nota e intentando imitar lo máximo el acento paraguayo, para que viesen que llevaba tiempo en el pais y no era un turista perdido recién llegado. El puterío tenia muchas formas en Asuncion, Paraguay, y estaba descubriendo otra nueva manera de acceder a mujeres.

Ademas de los departamentos cutrones y las putillas en la calle, estaban los salones de masajes clandestinos, y como último recurso podias tirar del periodico y buscar chicas en anuncios con fotos. Te arriesgabas a que luego no fueran como las fotos, pero bueno, en Madrid pasa lo mismo.

Un amigo me recomendó un sitio que parecía una cafeteria abandonada. Estaba cerrada y arriba tenían como un salon muy grande con dos chicas, una de ella era absolutamente espectacular, qué culo tenia, madre de Dios, y la otra era un feto malayo que ignoré como se ignoran a las feas. Le imploré inmortalizar ese culo con mi camara de fotos y aqui esta para todos vosotros este majestuoso culo que es para enmarcarlo.

La chica en cuestion era la tipica belleza paraguaya, con una carita divina que ya os queríais morir, muy aburrida de la vida, y que hacía esto del puterío para dar un poco de color a su vida. Su marido era el típico tío megaceloso que no la dejaba salir de casa para nada. Pero ella, que era bastante lista, le había tomado la medida a su maridito, y  con la excusa de que iba a ver a sus amigas, aprovechaba y se iba a ese club a buscar clientes.  Una vez echado un polvo de esos que no se olvidan, me contó que le encanta comer pollas, y que le pone sentirse una puta. Que se pone cachonda cuando hombres desconocidos la “usan” para hacer sexo con ella. Corre, ve y a ver cómo le explicas esto a las feminazis, jaja.

Luego vuelve a casa, y de noche su marido le echa el polvete de rigor sin sospechar de que lo que tiene en casa es un puton desorejado. Su maridin se cree que es sólo suya, y la verdad es que media ciudad se la ha follado. ¿No es maravilloso?

Ella se puede permitir pagar algun capricho con el dinero que gana y lleva a cabo su fantasia de ser puta. Fantástico. Bueno, pues con esa chica estuve dos veces porque me encantaba cómo la chupaba, las ganas que le ponía al asunto y el culo que tenía. Ademas, se la veia superfresca y natural, vamos, que no tenia pinta de puton para nada. Parecía la típica novieta molona. Asi es como me gustan las tias, que no parezcan putones verbeneros.

El hecho es que al día siguiente la volvi a llamar y estuvimos casi 3 horas dale que te pego. La tenté de hacer porno pero me dijo que si su marido se enterara podría haber problemas. Respeté su decision y seguimos a lo nuestro. !Que buenos momentos me hizo pasar!. Todavia me acuerdo lo bien que olía, la carita que tenía tan linda y lo bien que movía ese culo. Aaahhhh solo por esta mujer volveria ahora mismo a Paraguay!.

Y todas estas experiencias sexuales me hacen reflexionar. Los polvos se olvidan, las caras se olvidan, pero siempre queda el recuerdo de aquella persona que te ha hizo tan feliz, es una emoción dificil de definir y de palpar, es un recuerdo que hace que no te olvides que con esa persona fuiste inmensamente feliz. Y no importa si luego todo se fue a la mierda o no la volviste a ver. Esa personita quedará alojada en una parte de tu corazón para siempre, y sólo por esa experiencia tan chula habrá merecido la pena vivir.

Hoy me he encontrado en la consulta del médico con una viejecita de 85 años, la mujer muy simpática, ahí estaba ella, regalando buen rollo a todo el mundo, moviéndose por sí misma, y deseando feliz navidad a todo el mundo de la consulta. La he acompañado a la calle y he estado hablando un rato con ella. Me contaba cosas de su vida, presente, pasada y futura. Era como adentrarse en otro mundo, otra dimensión. Ella me hablaba de que tenía que ir andando hasta no se donde, hacer no se cuantas cosas, y lo bien que se sentía con 85 años. Estaba en su mundo, con sus cosas, bueno, esto es lo que me pasa a mi, yo estoy en mi mundo, con mis cosas, y en este preciso momento de mi vida lo que más deseo es follarme el mayor número de mujeres, y no me preguntéis por qué, porque no tengo la respuesta. Simplemente me gustan muchísimo las mujeres y disfruto con ellas un montón. Me gustan más que cualquier otra cosa en la vida. Tengo la suerte de que me gusten gordas y delgadas, altas y bajas, listas y tontas. Cada una es una isla por descubrir. Y con todas disfruto.

¿Como seré yo con 85 años? supongo que un abuelito batallitas, pero coño, creo que mis batallitas serán mas divertidas y curiosas que las que cuenten otros ancianos jajaja

Comentarios