Acceso Miembros
Las mejores pilladas de Torbe en putalocura.com Las mejores parejitas de Torbe en putalocura.com Los mejores bukkakes de putalocura.com de la mano de Torbe El mejor Spanish Glory Hole en putalocura.com con Torbe La primera vez con Torbe en putalocura.com En la cama con Torbe en putalocura.com El Padre Damián dándole duro a las chicas de putalocura.com

primer anal

Siempre hay una primera vez para todo en esta vida: el primer beso, el primer topless, el primer polvo, el primer trío y, por supuesto, el primer anal. Esa primera vez en la que te rompen el ojete es uno de los momentos más especiales para toda mujer amante del buen sexo que desea convertirse en una diva del mismo.

En lo que respecta a los tíos, a ellos les encanta la responsabilidad del primer anal, ya que en tan especial ocasión se entremezcla la necesidad de romperle el ojal con la de gastar el máximo cuidado, midiendo los tiempos, comprobando la respiración de la primeriza, sus gemidos, sus movimientos. Así, después de una correcta lubricación anal, el soldado se mostrará firme para cumplir su cometido: adentrarse en la cueva negra. Poco a poco, tras meter la cabeza, el resto del cuerpo se va introduciendo con pequeños empujoncitos hasta que coge confianza en su nuevo hábitat y le brinda a nuestra particular cerda un gustito que se hace notar en su cara de viciosa.

El primer anal de una tía es toda una declaración de intenciones, ese momento en el que decide dejar de ser simplemente buena en la cama para pasar a ser toda una experta. Sin embargo, antes tiene que superar la prueba del pollón, esa que consiste en ser penetrada sin miramientos por el otro una y otra vez hasta que este coja holgura. Hasta ese instante, la buena moza pervertida es solo una folladora más. Después de la desvirgación anal, ya podemos decir que el mundo ha visto nacer a una auténtica máquina de follar.

Desvirgadas anales por Torbe

En realidad, Torbe es un hombre muy tierno y por eso mismo intenta que el primer anal de estas dulces damas sea con un hombre delicado y cerdo a más no poder como lo es él mismo. Así que estas cándidas féminas se disponen a ser desvirgadas analmente en un casting anal donde es el propio Torbe quien tiene el placer, nunca mejor dicho, de probar el buen género que entra en Villacerda.

De este modo, cuando una chica ya está harta de quedarse con las ganas de ser perforada profusamente por todos sus agujeritos, pide ayuda a Torbe con la sana intención de que le indique el buen camino en eso de la desvirgación anal. Por su parte, el tito Torbe no pone reparos a la hora de ayudar a una mujer en su búsqueda del placer verdadero. La consecuencia es la grabación de unos vídeos porno donde el protagonismo absoluto lo tiene primer anal de estos pibones, donde somos testigos de primera mano de cómo Torbe satisface la curiosidad sexual de estas damiselas, que son casi tan salidorras como el rey de Villacerda.

Gracias a la inquietud sexual de estas preciosidades, siempre podrás sacarle lustre a tu cimbrel imaginando que ocupas el lugar de Torbe y que es a ti al que le piden una follada anal. El vicio y la calentura que desprenden estas escenas harán que sientas en tu propio nardo el calor y la fogosidad hasta desear correrte sin miramientos dentro de esos culitos tan apretados. Sin embargo, el encargado de tan placentera tarea es Torbe, el cual riega con abundante leche el interior de unos anitos doloridos, calmando así la irritación propia de la desvirgación anal.

Por todo ello, cada casting anal de Putalocura se convierte en un acontecimiento planetario que nos llena de satisfacción presenciar de una forma exclusiva en Putalocura. Las chicas confían en el buen hacer de Torbe y él confía en la dureza de su estoque para penetrar suavemente esos culitos inocentes, que están deseando perder la inocencia y la virginidad frente a las cámaras. Solo el tiempo dirá si donde entra una polla entran dos, aunque, de momento, nos conformamos con darles la bienvenida a todas estas chicas al lado más morboso y salido del porno.

Sexo anal con vírgenes en Putalocura

Ese momento tan especial, tan íntimo, tan romántico… en el que una incipiente viciosilla quiere experimentar las mieles de una buena follada anal, en Putalocura te lo traemos en primicia para que descorches la botella cuantas veces te dé la real gana.

En Villacerda no solo son bien recibidas todas las mujeres de mentalidad abierta, sino que también nos desvivimos por complacerlas al máximo… y si un buen día se nos presentan pidiendo hacer un casting anal donde, además, van a celebrar su primer anal, pues mejor que mejor. ¡No seremos nosotros quienes les quitemos la ilusión de ver cumplidos sus deseos de desvirgación anal! Para echarles una mano, Torbe desplegará toda su experiencia en perforaciones anales con la sana intención de disfrutar como un sátiro mientras les descubre a sus invitadas un nuevo sentido a la expresión “dar por el culo”.

Como puedes apreciar, en Putalocura nos pirra, igual que a ti, ver cómo estas ricuras se ponen mirando a Cuenca para ser taladradas con profesionalidad y esmero. De esta forma, cada centímetro de polla que entra por esos prietos culitos lo celebramos como si fuese la final de la copa del mundo, pues sabemos que, cuanta más carne entre, más placer para todos. Así, las escenas más cachondas del porno anal se van fraguando lentamente a martillazo limpio contra unos culitos ávidos de acción que experimentan por primera vez lo que es una invasión por la retaguardia.

En definitiva, en Putalocura nos encanta acoger a todas esas ladys corruptas que están deseosas de abrir nuevos horizontes en su sexualidad, dejando a un lado los remilgos, la falsa moral y las prohibiciones, para pasar a disfrutar plenamente de todas las posibilidades que les brinda su cuerpo. Por supuesto, también nos encanta que toda nuestra legión de salidos nos siga con fervor al son de las cinceladas que reciben nuestras invitadas durante su primer anal o durante el casting anal que estén protagonizando.

Recuerda que el mejor y más cerdo sexo lo encontrarás siempre en Putalocura, donde solo caben los tíos más cerdos y las tías más calientes.