Lo cierto es que la medida de los penes varía. La más común es entre 14 y 16,5 centímetros cuando está erecto, con un perímetro de unos 11 centimetros. Según las encuestas, es este perímetro, y no la longitud, lo que más preocupa a las mujeres.

Recientes estudios hechos en España dicen que el tamaño medio del pene de los españoles es de 14 cm. pero no hablan del perimetro

El pene más pequeño del que se tiene constancia mide 1,24 cm.

Mientras que por el contrario se han medido mayores de 35,5 cm., estas medidas son muy raras y los hombres con miembros de esta longitud no pueden tener una verdadera erección.

El mito del pene grande, ese que la gente cree que tenerla mas grande es mejor, está tan extendido que, muchas personas aún siguen creyendo que lo mejor es "tenerla grande" para satisfacer más y mejor a las mujeres y para realizar de una manera óptima el sexo.

 

Megapenes

 

Nada más lejos de la realidad. Tener un pene de dimensiones considerables trae más problemas que ventajas, aunque haya un buen número de féminas que sigan creyendo lo contrario.

Desde que se impuso el sistema capitalista americano a nivel mundial, lo grande y vistoso eran sinónimos de calidad y éxito.

En los años 70 eclosionó el cine porno y con él, un elenco de actores armados con penes de todos los calibres.

Fue John Holmes, con una tranca de unos 30 centimetros el que marcó las diferencias. Hizo un sinfin de películas hasta que murió.

Cualquiera que quiera ver su biografia que vea la peli "Boogie Nights". En los 80 un joven con cara de estudiante aplicado salió a dar caña, Peter North, que, a la hora de eyacular, echaba tal caudal sobre las sufridas actrices que parecian haber salido de una ducha. Estos dos personajes tenian un denominador común, el mega-pene.

Pocos actores han dado tanta carne en cámara como estos dos sujetos.

Ron Jeremy en los 70 y 80 y Rocco Sifredi en los 90 y 2000. Son las secuelas de esos actores que marcaron una generacion ataviados con semejantes armatostes entre las piernas.

 

Megapenes

 

Pero son en estos años en los que vemos que lo pequeño viene con mucha fuerza. La nanotecnología, los diminutos chips, los robotitos con cámaras que se meten en el cuerpo humano... todo eso, como no, está haciendo que cambiemos el concepto de lo grande por lo pequeño.

Vamos hacia lo insignificante y por eso no hay que agobiarse por tenerla chiquitina, pensad que si la teneis diminuta, pronto vuestro preciado pene se pondrá de moda y conseguiréis ligar mucho más.

Ya que todo va hacia lo insignificante. Un amigo de mi tio tenia fama de tener un pene muy grande. En la cuadrilla, cuando estaban todos mamaos le decían,

-Eneko, saca el tercer brazo!-

Y Eneko se sacaba lo que viene a ser un antebrazo de una persona normal por la bragueta, era algo descomunal, como la trompa de un elefante.

Todos le decía que tendría que dedicarse al porno. Pero Eneko en el fondo sufría por dentro.

En el calor del hogar, en los momentos más íntimos, cuando tenía que usarlo para el placentero metesaca, tenía que atarse en la base del pene una toalla para no hacer daño a su pareja. Hacer el amor así era un verdadero coñazo.

 

Megapenes

 

Volviendo a los megapenes.

Un pene grande tiene más extensión de piel, más puntos sensibles que uno pequeño, pero, ¿es eso suficiente para sentir más?

No, como decía antes lo pequeño puede albergar lo mismo o más, y en nuestro caso, al estar los puntos sensibles más juntos, el placer es el doble.

Por otro lado, el principal problema que tiene un pene grande es la erección. Llenar todos esos tubos y cuerpos cavernosos de sangre lleva su tiempo y esfuerzo y de ahí viene la creencia totalmente cierta de que, los que la tienen muy grande suelen ser tontos, porque la sangre de la cabeza va directamente al pene.

Por eso, de ahi viene ese dicho de que "los tios solo sabeis pensar con el pito", bueno, al menos los que la tienen grande.

Indudablemente el tenerla chiquitina es mucho mejor, te permite tener el riego sanguíneo del cerebro bien, no te dan desmayos por falta de sangre, ereccionas más rápido y mejor y no molesta demasiado en tu calzoncillo, vamos, que puedes correr y saltar sin peligro de que te rompas ningún hueso.

Leo en internet que, contra toda creencia, los negros no son los que la tienen más grande, sino los nórdicos. Cuesta creerlo pero es así. Tantos años comiendonos la olla (y queriendo que nos coman la polla) con lo de que los negros esto y los negros lo otro, cuando son los rudos nórdicos, rubios y altos los que la tienen más gorda.

Los españoles supongo que andaremos por un tamaño medio, ¿no?. Aunque si es por lo que decimos, seguro que somos los que mas grande la tenemos, ¿verdad?.

Si es que somos la hostia...