Por Torbe
http://blogs.putalocura.com/torbe

 

Mira que a mí me gusta una mujer más que a un tonto un lápiz. De la mujer, como del cerdo, yo aprovecharía todo… menos los pies, que huelen a queso de cabrales y me dan asco. Pero si tecleas “pies” o, mejor, “feet” en Google, salen cientos de webs de pies de tías (y, lo que es peor, de tíos) en Internet, cosa que demuestra que en este mundo de Dios (y del Demonio) hay gente pa tó.

¿Qué puede pasar por la cabeza de un hombre para que prefiera los pinreles de una tía antes que las tetas, el coño o el culo? Pues depende del hombre y depende de los pinreles, pero hay teorías para todos los gustos. Freud decía (más o menos) que se trata de un trastorno infantil: el crío, desea mirar hacia arriba y ver lo que tiene su mamá entre las piernas, pero como se reprime mira pabajo, ve unos pies y en su mente sustituye churras por merinas y así pasan los años y por eso de mayor prefiere los pinreles a los conejos.

 

Feet Fetish

 

Pero hay muchas más teorías. La mía es que si a un señor le gustan los pies, es porque es un guarro y está en su derecho, así que es mejor que lo dejen en paz ver pies, chuparlos, olerlos, acariciarlos, cosquillearlos, pellizcarlos o pajearse con ellos. Yo mientras, me seguiré follando los coños, las bocas y las tetas, y así hay para todos jeje.

Pero sí, hamijos, el pene es un animal extraño y hay hombres dispuestos a pagar un dineral a una puta sólo para chuparle los pies y restregarse con ellos. Pagar para que lo pisoteen y le den a oler pies. Y también pagan simplemente para ver tías enseñando los pinreles o haciendo guarreridas con ellos en Internet. Una de las webs más antiguas y famosas es esta FM Concepts: http://www.foot-fetish.com. Por una suscripción, puedes bajarte videos y fotos de tías haciendo de todo con los pieses. Llama la atención el hecho de que las tías tienen cuerpazo, no sólo pies bonitos, así que supongo que a los fetichistas estos les molará también el resto del cuerpo femenino, no sólo sus partes más bajas.

 

Feet Fetish

 

Aquellos que se pierdan en el mar de webs podófilas (con o de ojo) que hay en Google, harán bien visitando Wu’s Feet Links (http://www.wusfeetlinks.com), una web “nodriza” donde se seleccionan y recomiendan los mejores “sites” pinrélicos.

Ahí destacan cosas como una web de folladas de pies ambientada en la ciudad de Filadelfia (será por aquello del queso de Kraft jeje) que se llama Philly Foot Worship (http://www.phillyfootworship.com), en la que yo mismo no he podido evitar pajearme porque las tías, pies aparte, están para mojar pan Bimbo.

También me ha llamado la atención Soles and Feet (http://www.solesandfeet.com) pero no por el morbo, sino por el asquete que da: sólo sacan plantas de pinreles de tías, en primer plano y muchas veces negros de mierda del suelo, manchados de comida (espaguetis, macarrones), de flores (¡¡¡) o pisando bichos (puaaaaj) o gominolas (¿???).

 

Feet Fetish

 

Las tías de Feetmania (www.feetmania.net) también hacen virguerías con los pies: desde zumo de limón (con sabor a queso, supongo) hasta zumo de polla (las pisotean hasta que se corren vivas). 

Eso, por no hablar de las miles de mujeres que se ganan los garbanzos enseñando los pies y/o haciendo porquerías con ellos en Internet. Bueno, es un curro bastante más fácil que follar y si hay quien paga por ello, pues adelante, ¿no? De entre todas, la más aplicada tal vez sea Debora, una brasileña madurita que lleva siete años forrándose con su web (www.deboraladyfeet.com). ¿Su especialidad? Sí, lo habéis adivinado: ordeñar pollones con los pies y cobrar 25 dólares al mes al que quiera verla.

 

Feet Fetish

 

Y como ella, muchas más. Señoritas con pies perfectos y nombres tan sugerentes como Noemí, Kandy, Nicole, Bellecita o Monique. Y ahí siguen, las webs, casi todas de pago y arrasando en plena crisis. Como Putalocura. ¿Sacar yo una web de pies? De momento lo dudo, entre otras cosas porque no me gustan y no lo pasaría bien haciéndolo. Y mi lema es participar y divertirme, como Torrebruno.

Pero, quién sabe, tal vez el día de mañana me líe la manta a la cabeza (o a los pies) y ruede una serie de videos fetichistas. Tías no me faltan. Ahí está Davinia, sin ir más lejos, que además de tener un cuerpo de escándalo posee unos pies de escaparate. O eso, al menos, decís los fetichistas que me escribís. Así que no sus descuidéis: cualquier día me descuelgo con un pinrelesdecerdas.com jajaja eso sí que sería una puta locura.