BUSCAR
 
 
 
sabado, 1 de Enero de 2000

Putalocura.com > Sexo > Mundo sexo > Sexo obeso


Sexo obeso

Follar con unos cuantos kilitos de más
Muchas personas ven las relaciones sexuales entre personas obesas como algo difícil cuando no imposible

Hace unas semanas publicábamos en PutaLocura una entrevista cerda a Pablo Arteche, un bilbaíno de 245 kilos, en la que nos contaba en exclusiva sus experiencias sexuales. Muchos de vosotros pensaríais que una persona de semejante tonelaje difícilmente podría llegar a alcanzar el orgasmo, pero estabais equivocados. Por eso os daremos ahora unas cuantas pistas para que comprendáis mejor la vida sexual del sector más orondo de la población.

Muchas personas ven las relaciones sexuales entre personas obesas como algo difícil cuando no imposible, otras muchas incluso consideran desagradable la imagen de una persona obesa desnuda, pero como para el gusto se hicieron los colores también hay gente que ve en las personas gordas auténticos símbolos sexuales, y que tiene como mitos eróticos a Florinda Chico, Roseanne Barr o Luciano Pavarotti.

Para esta gente, que busca carne que poder agarrar y condena las anoréxicas formas de modelos como Kate Moss, va dirigido este artículo, solidarizándonos con los que ven en lo adiposo una auténtica fuente de placer.

La gente con sobrepeso (o gordos, si nos olvidamos del lenguaje políticamente incorrecto) siempre ha tenido más dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales a causa del rechazo social que sufre la obesidad en nuestros días.

Si en tiempos de Rubens las tres Gracias y sus celulíticos muslámenes eran considerados un ideal de belleza, o si en las primeras películas porno de la historia eran orondas prostitutas las encargadas de provocar erecciones entre los caballeros más libertinos de la alta burguesía europea, los nuevos cánones de belleza de los últimos tiempos han hecho que la actividad sexual de muchos hombres y mujeres de anchas caderas se reduzca al solitario placer de la masturbación.

 

Sexo obeso

 

Sin embargo, y contrariamente a la creencia popular, son muy pocos los obesos que tienen dificultades para practicar el sexo, algunos incluso tienen una vida sexual más intensa que muchos de los considerados "normales" y son capaces de proporcionar más placer a sus parejas, como veremos más tarde. Contradiciendo también la opinión generalizada, hay que decir que si bien el cuerpo humano es capaz de almacenar enormes cantidades de grasa (si Jesús Gil, por ejemplo, se hiciera una liposucción habría manteca suficiente como para hacerle unos churros a toda la hinchada colchonera), esta grasa nunca se almacena en los órganos genitales, por lo que no dificulta la penetración como se ha venido creyendo desde la Antigua Grecia.

Buena prueba de que la penetración en las relaciones sexuales entre gordos es posible es el caso del matrimonio Karns, en Estados Unidos, en el que pesando ella 338 kilos y él casi 140, tuvieron sin problemas a su hija que pesó algo más de 4 kilos al nacer.

Pero os preguntaréis cómo se las apañan las parejas en las que o bien uno, o bien los dos miembros de la pareja son excesivamente gordos. Pues bien, pasemos a hablar de las diferentes posiciones que facilitan el coito en estos casos extremos.

Empecemos hablando de la posición más clásica y eclesiásticamente aceptada, como bien indica su nombre: "la posición del misionero", en la que es la mujer quien está tumbada sobre su espalda con su masculina pareja encima y boca abajo. Pese a que siempre se haya pensado que tener a un tío enorme encima tiene que ser una tortura para la mujer y que si es ella la pesada (en el sentido físico) el material adiposo que forma los michelines cerraría el camino que sigue el pene para llegar a la vagina, la gordura difícilmente dificulta las cosas, y con un poco más de maña que de fuerza el problema puede solucionarse.

Cuando la obesa es ella, lo recomendable es que estando tumbada con la espalda apoyada en una superficie horizontal, abra todo lo que pueda las piernas separando las rodillas, y en caso de que su obesidad sea extrema se ayude de las manos para que la barriga no oculte la vagina (al menos mientras el hombre no se haya colocado correctamente).

 

Sexo obeso

 

En estos casos es también de gran ayuda el colocar uno o varios cojines bajo las nalgas femeninas para facilitar la penetración al estar la vagina más elevada y el ángulo de penetración será mayor por lo que el pene provocará una fricción mayor en la vagina, o lo que es lo mismo, más placer.

Cuando es el hombre el obeso en la "posición del misionero" es también aconsejable que use sus manos para apartar la barriga, molesta durante el "acoplamiento". Para evitar males mayores y haciendo uso del sentido común es recomendable no echar todo el peso del cuerpo sobre la compañera y levantarse cuando la mujer parezca estar oprimida, aunque muchas mujeres puedan soportar más peso del que pueda uno creer.

Un punto a favor para los gordos es la presión que su cuerpo puede ejercer sobre las zonas más sensibles de la mujer proporcionando una sensación de placer adicional al dejarse caer sobre ellas. Y un punto en contra es la dificultad para respirar que pueden tener tanto el obeso como la obesa follando de esta manera, aunque todo puede solucionarse descansando de vez en cuando.

Les toca ahora el turno a ellas de ponerse encima. Esta posición es la más aconsejable para los hombres más gruesos o cuando los dos encamados pesan más de lo habitual. De esta manera se facilita también la penetración, ya que la vagina está más próxima al apéndice a introducir.

Esta posición podría parecer poco recomendable para las féminas de mayor volumen, aunque según apareció en un artículo sobre obesas en el Penthouse, ellas lo prefieren así porque la penetración es más profunda y pueden ayudar con sus manos al pene a introducirse en la húmeda cavidad.

Otra variante de esta posición es estando la mujer encima pero dándole la espalda a su pareja. Esto ayuda a que las barrigas de los amantes no entren en contacto, facilitando aún más la relación sexual.

 

Sexo obeso

 

Otra posición que siempre se ha recomendado a las parejas de buen comer y de mal adelgazar es aquella en la que ella está a cuatro patas y él entra a la carga por atrás, una posición recomendada también para las mujeres con otro tipo de barriga, la del embarazo, por razones obvias. Aunque esta posición no haga soportar a ninguno de los miembros de la pareja el peso del otro también tiene algún inconveniente, sobre todo cuando el hombre no tiene unas dimensiones fálicas considerables o cuando el peso de ella empieza a notarse en sus doloridas rodillas al follar sobre una superficie dura.

Como estamos hablando de gente que generalmente tiene buen apetito, no podemos dejar de comentar el sexo oral entre obesos. Las gordas tienen una reputación de expertas comiendo miembros viriles, bien sea porque son igualmente expertas a la hora de comer cualquier otra cosa o como dice el editor de pornografía Al Goldsten porque a causa de sus complejos prefieren dar a recibir placer. Lo que realmente tiene dificultad a la hora de practicar sexo oral en una pareja de obesos son prácticas como el 69, ya que no es una posición tan confortable como las anteriormente descritas para estas personas.

Para terminar, y a modo de curiosidad, hablaré de un obeso de sangre azul, el rey Eduardo VII de Inglaterra (hijo de la reina Victoria, esa reina que dio nombre a la era victoriana, una era caracterizada entre otras cosas por una completa asexualidad). La cuestión es que el obeso rey frecuentaba un burdel de lujo en París, y tanto lo frecuentaba que se hizo construir una especie de cama-sillón hecha a medida para su uso personal. Gracias al mueblecito podía conseguir las posiciones sexuales que más le gustaban tanto para él como para las cortesanas que se beneficiaba. No sé muy bien cómo funcionaba la cama-sillón. Lo único que sé yo es que facilitaba la tarea al barrigudo rey y que podía beneficiarse a dos mujeres a la vez. No era listo ni nada...

Como habréis visto me he centrado en este artículo en los obesos heterosexuales. Si tenéis información sobre las obesas lesbianas o los gays más gordos y sobre cómo se lo montan mándanosla e intentaremos ampliar el artículo.

 


Tags: sexo - gordos - psicologia+sexual



Comentarios
USUARIO
bulmy_19@:hotmail.com
7/3/2012 - 22:43:28
#1
Q buenas estan estas viejas gordas jjja
USUARIO
lucas romero
11/12/2013 - 06:36:37
#2
unas ganas de coger me dio
Deja tu comentario

Nick
Comentario

Sígueme en Twitter
Fotos cerdas y descontrol.






Chicas de Torbe
Chicas de Torbe

Minnie

Se masturba a todas horas en la webcam! La morena esta que cruje!

LOS VIAJES DE TORBE Portugal Lituania Los Viajes de Torbe Alemania Argentina Canadá República Dominicana Hong Kong USA Bélgica Grecia Chile Marruecos Perú Praga Rusia Thailandia Uruguay Holanda Suiza Paraguay Budapest


Chicas de Torbe
Chicas de Torbe

Ariadna

Las treintañeras parten la pana en Villacerda, como esta morena cachonda!

 


Chicas de Torbe
Chicas de Torbe

Alexxa

La perfeccion existe y la teneis ahora mismo en la webcam. Tetazas y culazo!


Chicas de Torbe
Chicas de Torbe

Nerea bcn

No te pierdas a la teen mas sexy de Villacerda en la webcam! Esta cachondisima!!



Chicas de Torbe
Chicas de Torbe

Lulu Zombie

Inteligente, friki, alternativa, caliente... Y con un par de tetazas impresionantes!

 
 
Muerte, suicidios y asesinatos
Razones por las cuales la gente opta por perder la vida
La historia del muchacho que se suicidó por Internet
Diez años después se busca a Antonio Anglés
Se quitan la vida porque creen que no merecen/pueden vivirla
El loco que se cargó a 33 personas
Los ricos también esconden vicios de lo más inmorales