Las ves en el metro, saliendo del Bershka, en la discoteca,... tan divinas ellas, tan maquilladas, con esos escotazos y esas minifaldas. Pertenecen a ese selecto y privilegiado grupo social conocido como "chicas guapas". Cuando te encuentras con una y la ves tan perfecta, tan mona, al momento te la imaginas de mil y una maneras: en ropa interior, saliendo de la ducha con una toalla, en tu cama, de rodillas bajo tu escritorio, otra vez en tu cama pero invitando a dos amigas a unirse a la fiesta, haciendo topless en Ibiza... Pero por alguna extraña razón nunca te la imaginas cagando.

Y las tías buenas también cagan, amigos. Ellas, que parecen diosas y que huelen a rosas, también culminan el proceso digestivo igual que tú y yo, sobre la taza del water. Pero lo más extraordinario del caso no es descubrir que estas atractivas mozas también producen heces, sino enterarse de que ahora está de moda sacarse fotitos sexys mientras se defeca. Algunas lo hacen para romper con sus novios mandándoles a la mierda. Otras, en cambio, porque saben que a muchos tíos les ponen estas cosas. No sé si a ti te excitarán así sentadas y haciendo de vientre, pero por si acaso aquí las tienes para que las disfrutes:

 

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

Las guapas también cagan

Las guapas también cagan

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

chicas guapas cagando

Las guapas también cagan

chicas guapas cagando

Las guapas también cagan

Las guapas también cagan